"¡Les pedí que no la tocaran sin permiso!", aseguró el domador después del incidente, en el que la mujer solo sufrió heridas menores.