Pescadores de Alabama rescataron a dos pequeños gatos que nadaban a la deriva en el río.