Tras reconocer un error de cálculo, la comuna decidió suspender de forma transitoria el pago de 715 padrones