Los vecinos de la zona aseguran que son víctimas permanentes de los delincuentes.