El vicepresidente de la República dijo que "es absolutamente despreciable la actitud que tomaron en relación a mucha gente".