El ministro del Interior apuntó a intereses políticos que motivaron que en "otras situaciones se hablara mucho más".