La decisión emitida hoy cierra el caso del principal dirigente opositor del país caribeño preso hace ya más de dos años