Visiblemente emocionado, el presidente de EEUU pidió a los estadounidenses "defender la democracia".