Sasha no estuvo presente y su ausencia produjo una avalancha de comentarios en las redes sociales que obligó a la Casa Blanca a explicar qué pasó.