El recital reunió más de 300.000 personas y terminó con dos personas fallecidas.