El preso que revolucionó las redes desfiló esta semana en la Semana de la Moda neoyorquina