El ministro del Interior aseguró que hubo una nueva baja de homicidios y que Uruguay es el país latinoamericano con la tasa más baja.