El delantero, que recibió de manos del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, el galardón se impuso en la votación con el 34,54% de los sufragios.