La Mutual acudió a los clubes para reunirse con sus propios afiliados y esto molestó a los jugadores.